Isla Mauricio

Sé que no me vas a creer.

Pero, a veces, se puede desayunar sin tener que salir corriendo, pegarte un baño en la playa a solas o empezar a caminar sin tener ni idea de lo que vas a hacer ese día.

Puedes bucear con el culo en pompa durante horas para sentirte parte de ese otro mundo de colorines o beberte una cerveza para despedir el día mirándole a los ojos.

Deja que las pupilas se te dilaten con el sabor de la fruta o escala por raíces para llegar a ver lo que pocos conocen.

A veces se pueden hacer cosas que no formen parte de una lista en un sitio llamado Mauricio.

 

 

* Fotos de Holasoylucia